El primer automóvil Mercedes incorporó un motor construido por Maybach, lo que le llevó a la fama y a recibir títulos como el "Rey de los Constructores". Este primer vehículo, que vio la luz en 1901, montaba un motor de cuatro cilindros en línea con 5.913 cc capaz de desarrollar 35 cv, que le permitía alcanzar 75 km/h. En ese momento dejó obsoletos a todos los demás modelos de otras marcas y, además, logró el triunfo en diversas competiciones.

Maybach falleció en el año 1929, pero su obra perdura para siempre con automóviles que hicieron historia y que fueron considerados como lo mejor del momento, y también como unos de los más elegantes. Entre los modelos más representativos destacan el W5 de 1926 (motor de seis cilindros, 7,0 litros de cilindrada, 120 cv de potencia, caja de cambios de dos velocidades y 120 km/h de velocidad máxima) o el Zeppelin de 1930 (motor V12 de 8,0 litros de cilindrada, 200 cv de potencia, cambio de cinco velocidades y una velocidad máxima de hasta 170 km/h).

La marca Maybach crea coches lujosos que son al la vez tanto exclusivos como caros. Este fabricante de coches construye sus modelos personalizados para el gusto del cliente. Una larga lista de opciones, colores y decoración de interiores, puede ser aplicado a cada vehículo. No podrás encontrar un Maybach en cualquier sucursal de coches, sino deberás pedir tu coche visitando un estudio especializado Mercedes.

Maybach 57 AutoArt

MaseratiMazda