La historia de Saab empezó en el mundo de la aeronáutica. La “Svenka Aeroplan Aktiebolaget” (en principio abreviado como SAAB y posteriormente como Saab) fue fundada en abril de 1937 con el objeto de producir aviones militares en Trollhättan. El 10 de junio de 1947, se expone el prototipo de producción 92.002 a la prensa en Linköping. Empieza la instalación de herramientas para la producción de coches en la planta de Trollhättan, en la que aún se fabrica el Saab 91 Safir (avión de hélice monomotor de dos plazas). En la conferencia de prensa se anuncia que el coche entrará en producción en Trollhättan y que la planta de Linköping se destinará específicamente a los aviones, incluido el nuevo modelo de aeronave comercial Saab 90 Scandia, con capacidad para 32 pasajeros.

En 1996 Saab da a conocer el reposacabezas activo (SAHR) en el Salón del Automóvil de Ginebra. En el año 2000, General Motors e Investor alcanzan un acuerdo para transferir la propiedad total de Saab Automobile al Grupo GM.

La historia inicial de esta marca es fácil de recordar, ya que en cada anuncio que hacen por televisión nos lo recuerda. Digámoslo a lo bruto y exagerando, los coches Saab son como aviones con 4 ruedas y sin alas.

 

 

Saab 92 Norev
Saab 93 Cabrio Road Signature
Saab 93 Universal Hobbies
Saab 93 Sporthach Cararama
Saab 95 Cararama
Saab 95 SW Schuco

 

RoverSeat